APIs
min de lectura
1 de septiembre de 2020

¿Cómo una estrategia de API First beneficia a las empresas digitales?

La estrategia API First hace que la integración del sistema sea mucho más conveniente, añadiendo valor comercial. Compruebe los beneficios de esta estrategia!

Hoy en día, las API son más que herramientas para los equipos de TI. Son elementos estratégicos que funcionan como productos, convirtiéndose en la base de la innovación para muchas empresas. La adopción del modelo API First es una forma de mejorar el desarrollo de una solución y hacer el proceso más ágil.

La transformación digital del mercado exige cada vez más características en un producto como características obligatorias para diferenciarse de los competidores. Sin embargo, la construcción de cada componente desde cero requiere mucho tiempo y esfuerzo por parte del equipo de desarrollo. Y las API pueden simplificar este trabajo sin afectar a la calidad del producto final.

Hay muchos beneficios de trabajar con la estrategia API First, como se indica a continuación!

Agilidad de desarrollo

Hay muchos API disponibles en el mercado, ya sean públicos o privados. El tipo utilizado en una estrategia depende de las necesidades del proyecto, pero todos los formatos tienen una característica en común: promueven la agilidad en la ejecución de un servicio.

Tecnologías como el servicio de nube, IoT (Internet de las cosas), wearables, plataformas financieras y muchas otras usan APIs en su arquitectura. Una razón es la fácil integración de sus características. Es mucho más conveniente desarrollar soluciones compatibles con diferentes sistemas, reduciendo el esfuerzo de producir uno diferente para cada operación.

Entonces, las soluciones pueden llegar a un público más amplio, ya sea en las plataformas desktop , en las aplicaciones móviles o en otros dispositivos. Además, una estrategia de API First permite ampliar una solución más rápidamente cuando surgen nuevas oportunidades de negocio.

Reutilización de recursos

Es común referirse a los API como "pegamento digital". Esto se debe a que esta expresión define exactamente el propósito de estas aplicaciones: permiten utilizar la misma base para varias soluciones.

Su interfaz define cómo se producirá la integración con otros sistemas y cómo se expondrán los datos. La integración de una API permite la transmisión de esta información para los servicios en ejecución en software y las aplicaciones, que empiezan a trabajar en torno a la misma estructura.

¿Cuántas aplicaciones utiliza en su teléfono que le permiten registrarse desde una cuenta de Google o Facebook? ¿O proporcionar mapas geográficos basados en la ubicación? Todo esto es posible gracias a la incorporación de APIs vinculadas a la base de datos de estas empresas, disponibles para el uso público.

Time-to-market y time-to-value

Otra ventaja de la estrategia API First es la reducción de esfuerzos y la posibilidad de centrarse en las ventajas competitivas de una solución. Time-to-market es el tiempo de utilización de una solución, mientras que time-to-value representa el periodo de presentación de resultados.

Por eso es tan importante la agilidad del equipo. La mayoría de las funciones ya están disponibles en las API de terceros o incluso pueden haber sido desarrolladas previamente por el propio equipo. Así que, ¿por qué desperdiciar esfuerzos? El uso de estas herramientas en software libera a los desarrolladores para crear características innovadoras y únicas para sus productos.

Para el equipo, es una oportunidad de mostrar el potencial aplicando los conocimientos a algo totalmente nuevo y a menudo más estratégico, promoviendo más satisfacción en el trabajo y, en consecuencia, más resultados. Para la empresa, puede significar una reducción de costos y una optimización de los resultados.

Mejora de la experiencia del cliente

Los clientes también encuentran mayor satisfacción al adquirir servicios y soluciones. API First lleva a la personalización de las características según la necesidad del negocio, filtrando la información contratada.

Es una forma de ofrecer más posibilidades y mejorar la experiencia del cliente, con el fin de generar valor para ellos. La personalización facilita el acceso a las funcionalidades, ofreciendo una interfaz más limpia para el usuario.

Vale la pena recordar que es posible hacer ajustes y mejoras de acuerdo con los cambios de estrategias y las nuevas necesidades. Por lo tanto, los servicios están siempre en línea con las expectativas comerciales.

Más canales de venta y servicio

La velocidad de comunicación para resolver las solicitudes de los usuarios es otra forma de añadir valor al producto. Los canales de servicio lentos son una de las mayores pesadillas en cualquier tipo de servicio, lo que lleva a una relación comercial problemática.

Las API funcionan como un canal digital directo para los clientes, satisfaciendo diversas necesidades que pueden surgir a lo largo del camino. Proporcionan acceso a los canales de atención al cliente, facilitando la adquisición de nuevos servicios y características dentro del sistema de soluciones.

Como se puede controlar qué datos están disponibles para cada usuario, desde los componentes gratuitos hasta las versiones de pago, es mucho más fácil diversificar la base de clientes. Después de todo, la necesidad de contratar características adicionales viene naturalmente según el uso.

Ampliación de la conexión con los socios comerciales

Los que trabajan con soluciones digitales seguramente ya se han enfrentado a las dificultades de interacción con los socios. Las diferencias entre ellos requieren una gran cantidad de personalizaciones diferenciadas en las plataformas, para facilitar la adaptación a las necesidades de cada socio.. Los modelos B2B (Business to Business), especialmente, tienen más dificultades en las integraciones, debido a las características preexistentes en sus sistemas.

Sin embargo, esto puede resolverse a través de una API RESTful, que permite el intercambio de información en diferentes protocolos. Este tipo de herramienta realiza una capa de estandarización que conduce a una mejor escalabilidad en la comunicación entre plataformas. Por lo tanto, las empresas se potencian de extremo a extremo, proporcionando una red de conexiones con más recursos.

Mejoría continua de los productos ya lanzados

Con una estrategia de API First, los productos que ya están en el mercado ganan nuevas posibilidades. Al integrar funcionalidades adicionales, puede ofrecer más características a sus clientes, escalando y ampliando sus soluciones.

Este proceso de innovación de la cartera existente tiene toda la seguridad de la estandarización. Aunque las APIs también sean utilizadas por otras empresas y soluciones, sólo el propietario de la app tiene la potestad de realizar cambios significativos en el sistema. Es decir, puede integrarlas sin temor a encontrar características no configuradas en el futuro.

Monitoreo de los canales y extracción de la métrica

Al integrar una API, usted tiene acceso a la supervisión de todas las características utilizadas por sus clientes. Esta ventaja promueve la extracción de métricas para optimizar el negocio e identificar qué componentes son los más importantes en las soluciones.

API management Las plataformas deben tener autorización de control de acceso, límites de tarifa y políticas de uso de las aplicaciones. No sólo se basan en las métricas, sino también en la información de monetización y en los flujos de trabajo de los desarrolladores. Todo ello permite optimizar la gestión del negocio, proporcionando información sobre la marcha de los procesos de la empresa.

En este post, presentamos las principales ventajas de la estrategia API First. Sus soluciones estarán mucho más adaptadas a las demandas del mercado y serán más fáciles de gestionar. Si quiere saber más sobre este modelo de negocio, ¿qué tal si comprende mejor cómo funciona la estrategia API First?


¿Desea saber más? Hable con uno de nuestros especialistas, basta colocar los datos en el formulario abajo y luego entraremos en contacto ;)

¡Gracias por leer!