Open Finance
7
min de lectura
16 de junio de 2020

Open Banking 2.0: ¿dónde estamos y qué viene después?

Aline Melleiro
Analista de Marketing - EMEA y Latam
Ir más allá de la curiosidad y aprender algo nuevo cada día. LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/alinemelleiror/
Más sobre el autor

Mercados financieros: De Open Banking a Open Finance

Los mercados financieros están cambiando cada vez más la forma en que las empresas ofrecen nuevos productos y servicios a sus clientes. Considerando Open Banking el comienzo de una nueva era, donde los datos son el nuevo petróleo, los bancos se ven obligados a repensar sus operaciones, estrategia y modelos de negocio. Además, Open Banking hizo que las empresas se dieran cuenta de que tienen que estar preparadas para las nuevas tendencias, donde hay un gran enfoque en la experiencia del usuario.

Los bancos y Fintechs pueden trabajar juntos para explorar todo el potencial de datos que tienen los bancos. Así pues, operar como una plataforma, en la que el valor lo crearán las conexiones con los socios, es una de las cosas más increíbles que Open Banking y Open Finance aportarán al mercado y que beneficiarán directamente a los consumidores finales.

Día a día las empresas se están deshaciendo de los procesos manuales y tienen mucho más control, automatización y gobernanza alrededor de toda la integración que Open Finance proporciona. De hecho, los beneficios de Open Finance son ilimitados y están contribuyendo a crear viajes de nuevos clientes, combinando servicios de diferentes mercados y permitiendo la creación de productos altamente adaptados que los consumidores no han considerado antes.

Por ejemplo, si un banco que ofrece servicios de seguros -ya sea utilizando sus propios productos o los de sus asociados- al analizar los datos de las transacciones de un consumidor se da cuenta de que todos los años hay costos relacionados con los viajes de invierno para esquiar. El banco podría ofrecer un producto de seguro a medida para este consumidor, o incluso descuentos especiales de una tienda de deportes (que se asocia con el banco) que vende material de esquí. Otro ejemplo es el larguísimo proceso de solicitud de una hipoteca, con Open Finance se puede orquestar el diálogo entre un banco y todas las demás instituciones que suelen proporcionar datos para aprobar una hipoteca y, al final, lo que normalmente llevaría meses puede tardar horas en completarse, o incluso en tiempo real dentro de diez años. Así pues, los consumidores pueden beneficiarse en gran medida del potencial de Open Finance.

Aunque Open Finance es un marco interesante, lleno de oportunidades, hay varios desafíos diferentes que hay que considerar para su aplicación. Algunas empresas todavía no ven el verdadero valor que Open Banking puede aportar a sus instituciones. También hay algunos retos técnicos, especialmente si tenemos en cuenta que la mayoría de los bancos tradicionales tienen sistemas heredados y aplicaciones monolíticas, por lo que es realmente difícil exponerlos como APIs al mercado. Pero, uno de los mayores desafíos para este cambio cultural, es la educación.

Los bancos podrían estar obteniendo más valor de los clientes que comparten sus datos. Hacer que la gente entienda por qué están dando su consentimiento al banco y dejar claro que no están siendo expuestos a riesgos, sino que están obteniendo beneficios en su lugar, es la forma correcta de superar este desafío educativo.

Otro aspecto de la educación es sobre la cultura interna de los bancos. Si pensamos en la historia del sector financiero, hay casi una división entre la función empresarial y la tecnología. La tecnología siempre estuvo ahí para apoyar el negocio, pero por primera vez en los últimos 10 años hemos visto estas funciones juntarse y hoy se está convirtiendo casi en una única función híbrida.

Se trata de la cultura, se trata de la educación y estamos llegando allí, pero todavía tenemos una larga distancia que recorrer. Open Finance definitivamente sucederá, de una forma u otra. Es sólo cuestión de tiempo, así que es mejor empezar a pensar en lo que esto significa para su negocio - y cómo puede posicionarse para capitalizar estas oportunidades.

¡Gracias por leer!