E-Commerce
6
min de lectura
20 de septiembre de 2019

Panvel: Omnichannel y la transformación de la venta en el sector minorista

Daniela Montanheiro
Especialista en Marketing Organizacional por la Unicamp, +7 años de experiencia creciente en el desarrollo, gestión y evaluación de proyectos y programas de comunicación a nivel nacional e internacional.
Más sobre el autor

El crecimiento de la economía digital está impulsado por las empresas que buscan nuevos modelos de negocio y canales de interacción con el cliente cada vez más eficientes. Este crecimiento es claramente visible en el sector minorista, un segmento en el que la interacción con los consumidores a través de los canales digitales es clave y necesaria, dejando de ser un elemento diferencial, como solía serlo hace unos años.

En la actualidad, las plataformas de venta minorista son algo más que un medio para comprar y vender productos: la experiencia del consumidor se ha convertido en una prioridad, y con tantos canales con los que trabajar y un público más exigente, el entorno de la venta al por menor se ha vuelto cada vez más desafiante.

En este escenario, es fundamental una estrategia omnicanal que integre todos los canales de atención al cliente, proporcionando una experiencia única e integrada en todos los canales disponibles.

La red de farmacias dePanvel trabaja con el concepto de omnicanalidad y así puede ofrecer una experiencia integrada en cualquier canal. Los canales digitales, integrados sobre la misma base, dieron a la red una eficiencia operativa mucho mayor. Hoy, están presentes en 60 ciudades de la región sur del país y en la capital paulista, y los sistemas de venta de más de 600 tiendas están conectados. Actualmente, el chatbot creado a través de APIs atiende a cerca del 40% de todas las interacciones con la empresa, es decir, a 25.000 personas, y ofrece la misma funcionalidad que la app.

El rendimiento, la seguridad y la conectividad con múltiples frentes digitales, Panvel ha identificado oportunidades y necesidades para sus clientes que podrían ser satisfechas a través de iniciativas digitales. A través de lockers en aeropuertos, gimnasios, colegios, pueden entregar los productos a los clientes en un plazo de dos horas (aunque la media es de 35 minutos). En el comercio minorista, la comodidad es un aspecto muy importante y necesario, por lo que garantizar la entrega rápida de productos enriquece la experiencia de compra de los clientes y genera grandes resultados para las empresas que invierten en ello. Más información sobre este caso:

¡Gracias por leer!