Artículos
22
min de lectura
3 de julio de 2020

El evangelista de API Economy | The Shift

Creators Editorial
Sensedia in-house editorial
CREATORS: Una mente colectiva de Sensediers en busca de un mundo más conectado, abierto e informado.
Más sobre el autor

Esta es una entrevista que nuestro CEO Kléber Bacili concedió para The Shift Newsletter.

Para acceder al material sobre API Economy y suscribirse al contenido haga clic aquí.

Durante muchos años, el pensamiento de Kléber Bacili en el mercado de la informática llevó a la figura del evangelista. El tipo de las API (Interfaces de Programación de Aplicaciones). Un tema que, poco a poco, con los negocios cada vez más digitales, dejó los guetos técnicos para ganar valor económico.

El fundador y director general de Sensedia, graduado en Ingeniería Informática de Unicamp, especialista en Emprendimiento por la Insper e Innovación de la Universidad de Stanford, pronto se dio cuenta de que la revolución impulsada por los datos y la ola "Abierta" permitirían correlaciones sorprendentes entre las empresas.

Hoy, las APIs creadas y gestionadas por esta scale-up, participante en el programa de aceleración de Algar Ventures en colaboración con Endeavor, se encuentran en una amplia variedad de servicios omnicanales (adaptables a cualquier dispositivo), que son elásticos (aprovechando el potencial del cloud), contextuales y cada vez más intuitivos, como el recientemente anunciado WhatsApp Pay, a través de Cielo.

Orgulloso de ver a la compañía que comanda posicionada como Visionaria en el Cuadrante Mágico del Gartner para Full Lifecycle API Management, y Strong Performers y Leaders en dos diferentes “Waves” de Forrester, Kleber se prepara para intensificar el proceso de internacionalización, aportando en más países de América Latina y de Europa.En esta conversación,él nos habla sobre las transformaciones y evoluciones que continúan impulsando la economía digital, la llegada del Open Banking y de los pagos digitales en Brasil, y sobre la importancia de las APIs a las estrategias de construcción de plataformas y ecosistemas que viabilizan la transformación digital.

Disrupción es...

Bueno, tenemos la definición conceptual, de Clayton Christensen, con quien yo, incluso tuve el privilegio de tomar clases en 2003, que es cuándo una empresa logra crear una tecnología o un modelo de negocio que cambia radicalmente la dinámica de un cierto mercado. Pero lo usamos más comúnmente, para denominar una innovación que, diferente de aquella incremental, favorece un cambio radical que desplaza players consolidados.

Nosostros consideramos un scale-up. Nacimos en 2007 como una spin-off de CI&T, ya enfocados en arquitectura. En ese momento, SOA [Service Oriented Architecture] era la palabra de moda cuando se pensaba en integración. En 2013 pivotamos a API Management, después de haber realizado el primer proyecto de consultoría para Cnova, en el montaje del marketplace que operó con la bandera Extra. De 2013 hasta ahora abrazamos el concepto de API First y construimos nuestra plataforma de administración de APIs, que hoy es el aire que todos respiramos.

Después de todo, fuimos pioneros. En aquel momento ya escuchábamos hablar de las APIs de Facebook otras redes sociales, que ayudaron a popularizar el concepto. Pero era un mercado de muchos nichos. La TI corporativa aún no había prestado atención a su uso. Los marketplaces fueron a la vanguardia, exponiendo sus APIs para que los resellers pudiesen hacer sus ventas.

Hoy las APIs están en cualquier organización que tenga una mínima inversión digital, sea conectando productos internos, sea permitiendo que la empresa se conecte a servicios de nube, o esté posicionada como una plataforma digital.

El mercado ha madurado rápidamente. En estos últimos años ayudamos a muchas empresas a estar más conectadas, digitales y abiertas por medio de la administración de APIs abiertas o privadas. Como la propia historia de Sensedia lo muestra, las relaciones de mercado son cada vez más mutualísticas, colaborativas y en red.

En 2017, nuestro camino de internacionalización. En 2018 iniciamos operaciones en Perú y en Colombia, después México y, desde el año pasado, en Londres. El Covid se interpuso en el camino, porque siempre usamos mucho los eventos presenciales para prospección de clientes y tuvimos que adaptarnos rápidamente a los medios digitales, promoviendo webinars y otros eventos online para la generación de lides. Pero estamos logrando avanzar, con un pipeline consistente de oportunidades.

Debemos terminar 2020 con ingresos cercanos a los 90 millones de reales. Esto significa que ya hemos superado la fase de estallido. Pudimos probar el modelo de negocio, la suscripción a la plataforma y la prestación de servicios, que era el primer desafío. Y también pudimos probar el motor de crecimiento. Hemos crecido más del 60% anual de forma constante desde 2013.

Bromeamos que es muy difícil explicarles a nuestros padres qué es lo que Sensedia hace. Un pegamento digital que conecta aplicaciones y sistemas de grandes empresas… Pero cuando contamos con los clientes con los que trabajamos, y las experiencias digitales que ayudamos a habilitar, entonces todo empieza a resultar un poco más claros.

El pago vía WhatsApp a partir de Cielo tuvo una participación fundamental de Sensedia. Fuimos uno de los principales aliados de Cielo en el desarrollo de la solución. Ellos usan nuestra plataforma y ayudamos a diseñar los microservicios y las APIs que la soportan.

Sensedia también está detrás de las estrategias digitales de algunos de los principales bancos del país: Topázio, Tribanco, Original, Neon, Paraná, Bari, etc. Y ahora, pensando en crear un ambiente más competitivo, el Banco Central (BC) inició la reglamentación del Open Banking, que comienza a operar este año, permitiendo la creación de nuevos negocios y ecosistemas digitales por medio de APIs ofrecidas por los bancos.

Una característica de las API en negocios es abrir nuevas oportunidades de ingreso. Impulsar la innovación. Natura, SulAmérica, McDonald’s, Localiza, Netshoes, Panvel, Raízen, Porto Seguro y PagSeguro son algunas de las empresas que impulsaron sus modelos de negocios y aumentaron sus propuestas de valor, invirtiendo en una estrategia de negocios basados en plataformas e integración vía APIs. Hoy tenemos más de 100 grandes empresas usando nuestros servicios.

Exponer APIs es una manera de hacer más práctica la posibilidad de innovación abierta. Una estrategia API First es la forma de cómo se hacen los negocios hoy en día.

El escenario tecnológico también ha evolucionado mucho. De las primeras APIs para marketplaces hasta el concepto que tenemos hoy, vimos surgir varias fuerzas que, de cierta forma, favorecieron el uso de APIs, como multicloud y nubes híbridas, que dirigen agilidad y escalabilidad, además de la explosión de los microservicios.

Lo que hemos visto mucho es la descomposición de los monolitos. El aprovechamiento de los proyectos digitales para la descomposición del legado, llevando lo nuevo a la nube, en partes construidas con una arquitectura más moderna. Un business case de reconstrucción total del legado es muy difícil de ser defendido hoy. Si tienes un determinado servicio que encapsula bien una determinada lógica de negocio, usted logra reaprovechar esa lógica de negocios en otras actividades, en otros productos, de una manera mucho más transparente, mucho más rápida.

Una de nuestras primeras propagandas hablaba de los componentes de software y tenía la imagen de un bloque de Lego. Nosotros ya vendíamos la idea de tener módulos encastrables.

La diferencia es que en ese momento el reaprovechamiento era hacer una copia del componente y usarlo en otro lugar. Hoy, en el mundo de las APIs, ese componente ya está rodando en algún lugar. Lo que simplifica mucho la reutilización. Solo hay que conocer la interfaz de una determinada API para empezar a usarla. La ganancia resulta mucho más evidente.

Notamos un aumento del 20% en el consumo de APIs durante este período pandémico.

Gran parte de ese movimiento debe continuar aun cuando la cuarentena termine. Teletrabajo y telemedicina son tendencias que llegaron para quedarse. Mucha gente se acostumbró a hacer compras online en este periodo. Y a usar más los canales digitales de los bancos. Aún aquellos segmentos que volverán a tener más ingresos por medio de los canales físicos, cuando las personas puedan circular nuevamente, continuarán manteniendo los canales digitales construidos ahora. El mix online y off-line estará cada vez más entrelazado.

Esto probablemente influye mucho en el roadmap de ofertas, para oferta de soluciones que involucran bastante en la orquestación de APIs existentes en la nube, de forma general.

La explosión de microservicios y de toda la modernización del legado trae una gran complejidad en términos de garantía de operaciones consistentes y confiables. Entonces, toda la parte de Mesh Architecture pasa a ser una parte importante, así como también la gobernanza de las APIs pasa a ser relevante.

Comenzamos ayudando a las empresas a expones sus APIs. La tendencia es empezar a ayudar más a las empresas a consumir APIs.

En el momento de la SOA, las empresas comenzaron a construir muchos webservices. Eso obligó a adoptar un gobierno que, en determinado momento, resultó ser muy pesado. Resultó muy procedimental. Muy formal. Obligando a los equipos de desarrollo a pedir el amén del personal de arquitectura para construir cualquier cosa. Cuando las empresas comenzaron a usar las APIs, estas comenzaron a encontrar que todo este gobierno no era necesario. Cada uno comenzó a hacer su API de la forma que mejor lo entendiese, porque lo importante era ser ágil. Ahora estamos viendo el péndulo volviendo de nuevo.

Usted no puede tener cada línea de negocios de su empresa creando APIs diferentes, o duplicadas. O creando servicios inconsistentes desde el punto de vista de reglas de negocio.

Entonces las empresas están sintiendo la necesidad de tener un poco más de gobierno encima de cómo se está construyendo su ecosistema de APIs. Es un gobierno mucho más ágil que el gobierno SOA, con pasos de aprobación más automatizados, llamado Adaptive Governance.Dentro de nuestro ideal customer profile, el CIO es la principal persona. Pero también hablamos con el responsable por canales digitales, que a veces forma parte del área de TI, y veces no. Y también con el director de Innovación. Hoy son nuestros principales interlocutores.

En algunas verticales, como minoristas y bancos, estamos hablando directamente con las áreas de negocio. Pero, en su mayoría, nuestros interlocutores son técnicos.

Hoy en día, las empresas necesitan prepararse para algo que ellas aún no saben muy bien cómo será. Las arquitecturas necesitarán estar preparadas para lo inesperado. Ahora estamos pasando por algunas experiencias en ese sentido. Algunos de nuestros clientes, como Cielo y Elo, son aliados de la Caixa en el pago del apoyo de emergencia, para ayudar a hacer que los recursos lleguen a las personas que más lo necesitan. Estamos ayudando a esas empresas a pasar de la validación de 20 transacciones por segundo a 15 mil transacciones por segundo.

Este es un nuevo orden de volumen de tráfico que las empresas tuvieron que absorber de una semana a otra. Si su arquitectura no tuviera un nivel alto de flexibilidad, usted no podrá adaptarse a lo inesperado.

Gartner habla mucho de la multiexperiencia. De “espacios inteligentes centrados en las personas”. Además del móvil y de las aplicaciones de internet, estamos caminando a un mundo de múltiples interacciones, vía chatbot, Realidad Aumentada, Realidad Virtual, la propia Inteligencia Artificial, asistentes de voz. Varios frentes que las empresas tendrán que usar sin saber exactamente lo que prevalecerá en el mediano plazo. Y esa posibilidad de favorecer esas experiencias diferentes pasa por tener una arquitectura flexible, ágil y resiliente, que las APIs propician.

Las empresas acostumbraban a pensar en un ecosistema y, dentro de otra caja, en las experiencias provistas por la propia empresa en sus propios canales digitales. Ahora los ecosistemas están más mezclados. La competencia pasa a ser entre ecosistemas enteros de caminos e interacciones con el consumidor en la punta.

Uno de los términos que Gartner usa para definir eso es Frenemies. Las empresas deberán pensar sobre el papel que desempeñarán y los potenciales ecosistemas de valor que crearán. No dará para evitar la participación en diferentes ecosistemas. Y ellos tendrán que administrar muchas relaciones Frenemies. Sea como amigas y aliadas, sea como enemigas y competidoras.

En pagos, por ejemplo, ya existe una carrera del mercado minorista por la oferta de carteras digitales y servicios financieros para un volumen grande de consumidores que ya se relacionan con los minoristas y son mal atendidos por el sistema financiero tradicional. Están buscando formas de cubrir ese gap. Y los caminos creados generaron un montón de interconexiones. Hay muchos cambios ahí en el horizonte.

Piense en enviar dinero como si estuviese enviando un mensaje, por ejemplo. Esa experiencia fluida, sin fricción, no es nada despreciable. El nivel de facilidad de adopción es algo poderosísimo. Entonces, hoy ya no tenemos que convencer a las empresas a adoptar una estrategia de uso de APIs. La mayoría ya no niega la importancia del modelo. Pero si yo tuviese que hacer eso yo diría que, al fin de cuentas, es una forma de ella ser capaz de posicionarse como be digital y dejar la idea de go digital detrás.

La empresa que quiera ser digital necesita pensar sus productos como una plataforma digital. Y no existe plataforma digital sin conectividad. Las APIs forman parte de esa conectividad.

¡Gracias por leer!